Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

La parábola del Colibrí. Te dará una enseñanza que no olvidarás.

Las fábulas que leíamos en la niñez y que ahora transmitimos a nuestros hijos, siempre nos dejan una enseñanza.

¿Recuerdas la de la Cigarra y la Hormiga? Una trabajaba sin descanso mientras la otra se dedicaba a cantar, hasta que llegó el invierno y la cigarra aprendió como lección que no podía pasarse toda la vida sin tomar precauciones. O la de la Liebre y la Tortuga, que corrieron una carrera y la liebre perdió por confiar demasiado en sus habilidades. ¡Hermosas historias con moraleja!

Pero en la cultura amerindia, también encontramos fábulas con enseñanzas que al mismo tiempo son un canto a la esperanza y a la fe.

Hoy vamos a conocer la leyenda del colibrí, un pájaro maravilloso que siempre es un enigma y que es el protagonista de este relato.

“Cuenta la leyenda, que una vez, hubo un inmenso incendio en el bosque. Todos los animales aterrados e impotentes, observaban cómo el fuego consumía sus hogares. Un verdadero desastre.

El único que no se sentó a ver lo que pasaba y decidió actuar, fue el colibrí. Con su vuelo ágil y rápido, iba y venía al río, para traer algunas gotas de agua en su pico y apagar el fuego.

Después de un rato de ver cómo trabajaba con tanto ahínco, el armadillo, un poco molesto, le dijo:

- ¡Colibrí! ¿Estás loco? ¡Nunca podrás apagar el fuego con unas pocas gotas de agua!

Y el colibrí respondió:

- Lo sé. Pero al menos hago mi parte.”





Este mensaje va más allá de la idea de que el colibrí no se resigna y hace su pequeño aporte. No se trata de un “pequeño gesto” como puede ser el de reciclar los desechos o donar un poco de dinero, sino que el colibrí pone la totalidad de su energía en un objetivo, se dedica por completo, incluso es posible que hasta tenga la idea de lograr apagar el fuego. El colibrí se compromete con su objetivo y al mismo tiempo, con todos los demás animales del bosque.

¿Te diste cuenta de que el colibrí en ningún momento pide ayuda? Intenta crear conciencia sólo con el ejemplo y hace notar a los demás que no están comprometidos con su hogar, que es el bosque, y que ninguno hizo nada más que mirar.

Al colibrí no le importó que el armadillo lo considerara “un loco”, porque tiene más que claro que en los peores momentos es cuando más debemos resistir y nunca bajar los brazos.

Y también podríamos preguntarnos… ¿estamos haciendo todo lo que podemos? Cada uno sabrá en su interior cuál es la respuesta a este interrogante, porque otra enseñanza que nos deja el colibrí, es que pone absolutamente toda su energía en hacer algo por el bien común.

Es realmente desesperante ver cómo otros se sientan a ver cómo se destruye el medio ambiente sin hacer absolutamente nada.

Es decepcionante ver cómo algunos jóvenes pierden el tiempo y se dedican a un modo de vida destructivo, sin poder entender que la energía que les da la juventud, debe ser utilizada en forjarse un futuro.

La leyenda del colibrí nos hace pensar en cuál es el aporte que estamos haciendo y cuánto más podríamos dar de nosotros mismos, tanto para la sociedad en su conjunto, como para nuestros seres queridos, y para nosotros mismos.

¿Qué reflexión puedes hacer con respecto a esta leyenda? Comenta y comparte.





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste