Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       -> Historias de vida <-       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Imágenes de abandono en un hogar geriátrico, provocan indignación en USA.

La decisión de ingresar a un familiar en un hogar geriátrico siempre es difícil y muchas personas dudan mucho antes de concretarlo, pero en ocasiones nuestra realidad familiar no nos permite brindar la atención adecuada y entonces aceptamos que reciba en estos centros los cuidados necesarios para que de esta manera podamos tener la tranquilidad de que personal capacitado asistirá a nuestro familiar de manera segura y responsable.

Pero esto resultó en una mala experiencia para James Brown. Su madre Esther, de 80 años, se encontraba internada en el centro "Altercare Nobles Pond", en Ohio, Estados Unidos.

Un día en que fue a visitarla, junto con su amiga Julia, se encontró con una situación desgarradora. Vio a su madre en la sala de enfermería, sentada en una silla de ruedas y con la cabeza apoyada sobre una almohada, en una mesa. ¡La pobre Esther se estaba ahogando con su propia saliva! Estaba prácticamente inmóvil.

¡Esta es mi madre!, gritó James.





Inmediatamente comenzaron a llamar a las enfermeras y a pedir ayuda, pero tuvieron que esperar más de 10 minutos hasta que alguien apareciera. Cuando Esther escuchó la voz de su hijo, intentó levantar su cabeza, pero era tal su debilidad, que apenas pudo moverse y decir unas pocas palabras.

Fue tal la indignación y el horror que vivieron, que Julia tomó algunas fotos, porque en medio de tanta desesperación, sintió que debía tener pruebas del maltrato y la falta de humanidad a la que estaban sometidos los ancianos en ese lugar.

A pesar de que la familia de Esther, realizó la denuncia correspondiente contra el hogar de ancianos, la investigación realizada decidió que no se había cometido ninguna falta, que todo estaba en regla y que no había evidencia de que se descuidara a las personas que vivían allí.

Esto provocó mayor indignación y desconcierto en James y su amiga Julia que decidieron compartir las fotos en las redes sociales para prevenir a otros sobre los peligros de algunos lugares en donde los ancianos no sólo no reciben la atención que merecen, sino que además son maltratados y humillados de una manera desoladora. Eso sin contar, con que estos lugares suelen ser muy costosos y las familias esperan un trato acorde.

James Brown manifestó su enojo y su angustia al contar el padecimiento que sufrió su madre y también él, cuando constató en qué situación penosa se encontraba viviendo.


Espera que su experiencia sirva a otros para que estén atentos en cuanto a los cuidados que reciben sus familiares en estos hogares de ancianos y a que la mala publicidad que recibió el lugar en donde se encontraba su madre, haga que asuman la responsabilidad que deben tener en el cuidado y el esmero con que deben atender a nuestros abuelos.

¿Qué sensaciones te provoca esta noticia? ¡Comparte tu experiencia!





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste