Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       -> Remedios Naturales <-       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Las 6 mejores infusiones para mantener saludables tus arterias.

¿En qué consiste la circulación sanguínea? El principal órgano que interviene en la circulación sanguínea es el corazón, que permite propulsar la sangre a través de las venas y arterias por las cuales circula. La circulación sanguínea permite aportar a los órganos el oxígeno y los principales nutrientes indispensables para su buen funcionamiento.

Asimismo, ayuda a los órganos a metabolizar y desechar el dióxido de carbono. Se dice que la circulación de la sangre es un doble circuito cerrado.

La sangre es ante todo constituida por una parte líquida, el plasma, compuesta de iones, agua y pequeñas moléculas. La sangre encierra glóbulos rojos o hematíes, encargados de transportar el oxígeno a los tejidos. La sangre contiene también pequeños elementos llamados plaquetas, indispensables para la coagulación. Por último, la sangre contiene glóbulos blancos o leucocitos que son células inmunitarias capaces de defender el organismo.

Todo esto se da dentro de un marco de circulación sanguínea normal, ¿pero qué sucede cuando la circulación de la sangre es deficiente? Cuando estamos de pie, el regreso de la sangre hacia el corazón se efectúa gracias a la compresión de los vasos sanguíneos de la planta del pie que propulsan la sangre hacia la parte alta del cuerpo. Asimismo, la contracción de los músculos de las pantorrillas ejerce un verdadero masaje a las paredes de las venas y juega un rol mayor en el ascenso de la sangre. Sin olvidar la acción de bombeo del diafragma y del corazón.

Para evitar que la sangre vuelva a descender, nuestras venas están equipadas de válvulas anti retorno. Sin embargo, en ocasiones sucede que la circulación de la sangre no sea la conveniente y esto genere un estancamiento en las venas superficiales que tiene como primera consecuencia un efecto de “piernas pesadas” y hormigueos.

El factor hereditario juega un rol que favorece la mala circulación al igual que la edad, ya que nuestras venas se vuelven menos elásticas a medida que envejecemos. Las mujeres se ven más afectadas que los hombres en una relación de 57% para ellas y 26% para ellos. Las diferencias son las variaciones hormonales, los ciclos menstruales o los tratamientos sustitutivos de la menopausia al igual que los embarazos.

De igual manera, influye permanecer mucho tiempo sentados o de pie, el calor, ser hipertenso, el tabaquismo y el exceso de peso.

El sedentarismo es uno de los principales enemigos. Para mantener la circulación sanguínea del 80% de nuestras venas que se encuentran en el interior de los músculos, debemos mantenernos activos. La inactividad se vuelve sumamente perjudicial. Las actividades debemos privilegiar son especialmente las que no sean de alto impacto como la caminata, la bicicleta o la natación.

¿De qué manera podemos mejorar la circulación de la sangre de forma natural?

Además de tomar en cuenta las recomendaciones que acabamos de hacer en cuanto a hábitos saludables de vida, también debemos agregar algunos recursos naturales en beneficio de agilizar la circulación de la sangre y de esta manera, promover un buen funcionamiento de los órganos, además de sentirnos bien. Las plantas pueden ser remedios eficaces para determinadas patologías, y en este caso vamos a recomendarte seis plantas cuyas infusiones te ayudarán a mejorar la circulación de la sangre.





1) Hamamelis.

Esta planta también llamada “escoba de brujas” o “avellano de brujas”, tradicionalmente se la utilizaba para tratar tumores, curar heridas y aliviar los dolores articulares.

El hamamelis tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, astringentes y hemostáticas. Los taninos y los flavonoides que contienen sus hojas son principios activos muy utilizados en el tratamiento de los trastornos circulatorios.

Las infusiones de hamamelis actúan sobre el sistema circulatorio gracias a sus propiedades emergentes que ayudan a contraer los vasos sanguíneos aliviando y calmando la típica pesadez en las piernas provocadas por la mala circulación y las venas inflamadas. También se utiliza para tratar problemas como hemorroides, várices, flebitis, hematomas, quemaduras y quemaduras solares, hemorragias y cortes.

Otra ventaja de las infusiones de hamamelis consiste en que ayudan a disminuir los sofocos, típico síntoma de la menopausia.

Preparación de la infusión.

Hierve el equivalente a una taza de agua y retira del fuego. Vierte una cucharadita de hojas secas de hamamelis. Deja infunsionar durante 5 minutos y cuela. Bebe entre 2 y 3 tazas al día.

2) Cola de caballo.

¿Sabías que se cree que esta planta fue el primer vegetal luego del Big Bang?

Esta es otra de las plantas con uso medicinal ideales para favorecer la circulación de la sangre en los tejidos conjuntivos mejorando al mismo tiempo su resistencia y elasticidad.

Su principal beneficio consiste en que tiene un efecto diurético muy poderoso que ayuda a eliminar los líquidos retenidos. Recordemos que la retención de líquidos puede generar problemas circulatorios y cardíacos.

Preparación de la infusión.

Coloca a hervir 1 litro de agua durante 5 minutos y vierte en una jarra 2 cucharadas de cola de caballo. Dejar reposar 10 minutos y colar. Bebe entre 1 y 2 tazas al día, durante un mes.

3) Corteza de sauce.

La corteza de sauce contiene ácido salicílico, uno de los ingredientes activos de la aspirina, que se utiliza como un medicamento para mejorar la circulación de la sangre y prevenir los ataques cardíacos.

El sauce contiene propiedades anticoagulantes que ayudan a prevenir la formación de trombosis o de coágulos en las arterias. Consumir esta planta contribuye a mejorar la circulación sanguínea y al mismo tiempo evitar los problemas cardiovasculares y los infartos. En general, ayuda a resolver los problemas ligados a la mala circulación.

Preparación de la infusión.

En una taza de agua caliente, vierte 1 cucharadita de corteza de sauce y deja reposar 10 minutos. Cuela y bebe una taza al día, cada dos o tres días.

4) Ginkgo biloba.

Son bien conocidas las propiedades de esta planta principalmente por sus virtudes venotónicas, vasodilatadoras y neuroprotectoras y desde hace un tiempo compone numerosos medicamentos y complementos alimenticios destinados a reforzar las funciones cerebrales, combatir los trastornos de memoria y favorecer una buena circulación sanguínea.

Estos beneficios radican en sus altas concentraciones en flavonoides, ya que estos antioxidantes ayudan a evitar la formación de coágulos.

Su efecto vasodilatador es beneficioso para personas afectadas por hemorroides y flebitis.

Preparación de la infusión.

Utilizar entre 20 y 40 gramos de flores frescas o 2 o 3 cucharaditas de flores secas por litro de agua. Beber una taza 2 a 3 veces al día en caso de problemas circulatorios.


5) Diente de león.

El diente de león es ante todo, una planta beneficiosa para el hígado y la vesícula biliar, pero al mismo tiempo un excelente depurativo de la piel y de la sangre, por lo tanto, ideal para mejorar la circulación sanguínea.

Se trata de un tónico amargo, diurético, que facilita la eliminación de la bilis, mejora la digestión, elimina el exceso de colesterol y de urea.

Preparación de la infusión.

Colocar dentro de un recipiente una cucharada de hojas de diente de león. Calentar hasta que rompa el hervor, retirar del fuego, dejar reposar 10 minutos colar. Beber 2 tazas al día lejos de las comidas.

6) Romero.

Consumimos el romero generalmente fresco o seco para condimentar o perfumar carnes, salsas, guisos y sopas. Pero también el romero puede convertirse en un remedio casero ideal para mejorar la circulación de la sangre, además de mejorar la digestión y tener efecto antiespasmódico.

El romero también es un excelente diurético que reduce los riesgos de cálculos renales o de gota y previene el reuma.

Esta planta aromática combate el estrés, previene el insomnio y sus efectos antioxidantes no sólo depuran la sangre mejorando la circulación sino que ralentizan el envejecimiento celular.

Preparación de la infusión.

Coloca a hervir medio litro de agua y 2 cucharaditas de romero seco. Cuando rompa el hervor, baja el fuego y cocinar durante 5 minutos. Retira del fuego y dejar reposar otros 10 minutos más.

Cuela y bebe 1 taza al día cada 3 días.

Consejos para las piernas.

Es bien sabido que nuestras piernas son las primeras en sufrir las consecuencias de la mala circulación. Más allá de promover una mejora a través de estas infusiones naturales, te daremos otros consejos que también pueden contribuir a mejorar la circulación y evitar la sensación de rigidez, hormigueo y la típica inflamación.

- No utilices ropa o calzado muy ajustados.

- Cada vez que puedas, camina para activar los vasos sanguíneos de las plantas de los pies.

- Para aliviar el malestar en las piernas, los chorros de agua fría aplicados desde los tobillos hacia las rodillas contribuyen a disminuir la inflamación. Evita los baños de agua caliente o el sauna ya que esto favorece la dilatación de las venas.

- Eleva el extremo de tu cama a la altura de los pies en aproximadamente 5 o 10 cm colocando tacos o coloca una almohada debajo del colchón. Esta leve inclinación evitará la hinchazón de las piernas.

- En caso de viajes largos, realiza caminatas en el avión o si el viaje será en auto, para cada dos o tres horas detente para caminar al menos 5 o 10 minutos.

- Durante los días calurosos, activa la circulación realizando pequeños movimientos de flexiones en los tobillos. El calor tiende a aumentar la dilatación de las venas superficiales y acentuar la sensación de las piernas pesadas.

- Realiza masajes con movimientos de abajo hacia arriba preferentemente con aceites a base de romero, mentol o alcanfor que previamente debiste colocar en el refrigerador. También puedes utilizar hielo envuelto en un paño.

Precauciones: con respecto a las infusiones, utiliza una sola por vez y no excedas las cantidades indicadas. En caso de que estés tomando medicamentos, consulta con un profesional antes de utilizar estas hierbas medicinales.

Éstas son excelentes alternativas naturales no sólo para mejorar la circulación de la sangre sino para obtener otros beneficios para nuestro organismo de acuerdo a las propiedades de cada hierba.

¡No dejes de recomendarlas!





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste